Canal RSS

Fútbol: la copa se entrega en el campo

Los eventos deportivos también tienen que reciclarse y mejorar su protocolo con el fin de que los espectadores presentes en el campo y los que ven la retransmisión por televisión o internet vivan una experiencia más emocionante. No es un argumento expresar que tradicionalmente se ha hecho así. En protocolo, como en la vida, se necesitan personas que sean valientes y no tenga miedo al cambio.

En este caso hablaré  de cómo la UEFA se ha dado cuenta de que entregar el trofeo en el palco significaba perder cercanía con la afición y lo ha trasladado al centro del campo en la última final de la Champions League. En el césped, la ceremonia ha ganado espectacularidad y emoción.

2017-06-03T214813Z_139528093_MT1ACI14802386_RTRMADP_3_SOCCER-CHAMPIONS-FINAL.JPG

Sin embargo, la Federación Española de Fútbol, además de entregar la Copa al ganador de la Liga Santander 99 días más tarde perdiendo la emoción del momento, lo sigue realizando a escondidas en el Palco.

Así que para próximas ediciones deberían tomar nota y entregar la copa de la Liga Santander al campeón en el último partido de la competición y en el esplendor de la hierba. Los aficionados y la trascendencia del evento lo agradecerán.
1503872050095.jpg

Anuncios

UN BUEN EVENTO NO HAY QUE OLVIDAR LOS DETALLES

El protocolo en la mesa de Navidad

Tengo que dar las gracias a La Voz de Almería que ha querido contar conmigo para que hable sobre el protocolo en la Mesa de las comidas y cebas de Navidad. Os dejo la entrevista completa:

¿Qué no debe faltar en una mesa navideña?

La mesa de Navidad es el acontecimiento más importante del año y  se debe apreciar en su decoración. No debe faltar  un centro de mesa con adornos navideños.

Consejos para el correcto orden de cubiertos, vajilla y cristalería

El protocolo existe para facilitar a los comensales la organización y que sólo tengan que pensar en disfrutar de la comida y la compañía, así que por esta lógica los cubiertos se colocan en la posición de exterior hacia el interior respecto al orden del menú. Los cubiertos más alejados del plato son los que primero se utilizan. El cuchillo y la cuchara se colocan a la derecha del plato y el tenedor a la izquierda, y un detalle importante, el filo del cuchillo mirando al plato. Los cubiertos de postre se sitúan en la mesa frente al plato en sentido perpendicular.

La vajilla procuraremos que sea de calidad. Para darle realce, primero se colocará un bajo-plato, y seguirá, por este orden, plato llano, plato hondo (si no se utiliza el plato hondo, se puede poner un plato llano más pequeño para aperitivos). La separación del servicio de cada comensal debe ser de 45 cms y a unos 2-3 cms del borde de la mesa. Si se usa el platillo para el pan, éste se coloca en la parte superior izquierda. Puede ir acompañado de un pequeño cuchillo para untar mantequilla.

Respecto a la cristalería, el orden es el siguiente: Copa de agua, la de vino tinto, vino blanco y cava. Existen más copas pero soy de la opinión de que no hay que sobrecargar la mesa. Se pueden colocar lineal, media luna o en diagonal. Ésta última es la más recomendable por el escaso espacio que suele haber. Por estética, todas las copas deben ser de la misma forma y resulta más elegante que tengan poca talla.

¿Cuál es la importancia de la mantelería en la buena decoración de una mesa?

La mantelería es el eje principal de la decoración de la mesa, quien marca el estilo, por lo que habrá que prestarle especial atención.  Bajo el mantel debemos colocar un muletón para proteger la mesa y amortiguar el posible ruido de la cristalería. El mantel debe cubrir al completo la mesa y tiene que colgar un tercio desde la mesa al suelo. Debe conjuntar con los adornos y vajilla y, si es posible, de calidad. Las servilletas, a juego, y si se van a ensuciar bastante, deberemos disponer de otras servilletas de recambio. Si la mantelería tiene adornos navideños, la vajilla debe ser de un único color o de pequeños adornos.

¿Qué colores deber predominar?

Se puede elegir entre rojo, verde, plata y oro. La última tendencia es el color bronce.

¿Qué elementos decorativos deben estar presentes en la mesa estas Navidades?

Los bajo-platos proporcionan elegancia y realzan la mesa. Hay que buscar una tonalidad que armonice con el resto de la decoración

¿Algún consejo para la decoración?

Depende del estilo del que invita, pero lo que nunca falla es la decoración clásica: velas, centro de mesa con muérdago. Para los más creativos, pueden usar jarrones de cristal en forma de peceras con ramas de acebo natural en su interior  y espolvorear ‘estrellitas’ u otro elemento que brille en el mantel. Y en las servilletas, una tarjeta con el nombre de cada comensal.

¿De qué debemos huir en la decoración de la mesa?

De abusar de la mezcla de colores, a menos que se busque ese efecto, de jarrones altos que impiden la conversación y de las flores con mucho olor porque se perderá el aroma de los alimentos.

¿Cuáles son los errores más habituales?

Poner servilletas de papel o de distinto color. De usar varios manteles, de distintos estilos, porque la mesa es muy extensa. Lo ideal es un único mantel, que como he dicho, es el que marca la decoración. Pienso que, aparte de la comida, es la mejor inversión de la mesa de Navidad.

¿Podríamos decir que en Navidad no nos podemos basar en la premisa de que “menos es más”?

Son fechas especiales y momentos de mostrar lo mejor de nosotros, también en la decoración. Pero siempre con sentido común y buen gusto.

¿Si tuviera que definir una mesa de Navidad con tres calificativos, diría que debe ser…?

Espectacular, hogareña y con estilo propio.

161224-reportaje-protocolo-navidad

La magia de los Eventos

 

la foto 1

 

Los eventos son magia, se tienen que crear con la cabeza y luego dejarte llevar por el corazón. ¿Y cómo se hace esto?

Primero se preparan los aspectos técnicos: ¿dónde?, ¿por qué?, ¿para quién? ….

A partir de ahí comienza la magia: conectas con tu cliente con la ilusión que conlleva hacer un evento. Entonces creamos un storytelling del evento con cariño, complicidad, pasión, profesionalidad y grandes dosis de creatividad. El objetivo es que la experiencia del usuario permita vivir la cultura corporativa.

Y llega el día del evento. Cuando los invitados y el anfitrión sienten que están impregnados de la filosofía de su organización, sientes una explosión de fuegos artificiales en el interior. Entonces, puedes decir satisfecha: Objetivo conseguido. Eso es magia.

Os deseo toda la magia para vuestros eventos.

la foto 4

la foto 3

“Algunos sienten la lluvia, otros simplemente se mojan” (Bob Dylan)

Cuando organizas un evento, lo que se pretende es sorprender, sobrecoger, motivar… En definitiva, provocar algún sentimiento en nuestro invitado. Para ello, hay que desarrollar una estrategia bastante estudiada, pero que no se perciba. ¿Cómo conseguirlo? La clave es analizar quiénes son nuestros públicos y cuáles son nuestros objetivos.

Para tal fin, tienes que estar abierta a probar cosas distintas a lo habitual, hacerlo con convencimiento y que te guste. Tendrás asegurado ‘impacto’. Te recomiendo pensar ideas creativas, e inspirarte en películas, teatro, música, exposiciones, viajes… bucear en todas las disciplinas posibles. Lógicamente, debes personalizar cada evento con tu propio estilo.

Por último, un consejo: para que vivan el evento con emoción, primero tienes que sentirlo tú en tu proyecto. Os aseguro que será todo un éxito. Parafraseando a Bob Dylan, “algunos sienten la lluvia, otros simplemente se mojan”.

Eventos ‘Meeting Design’

pra blog 1

 

Una persona que decide dedicar parte de su tiempo a asistir a un evento no puede salir del acto y al día siguiente no recordar dónde estuvo porque tres días antes había presenciado una escena similar en el mismo hotel con otra temática. Hoy en día el público necesita implicarse en el evento, experimentar los valores de la marca, emocionarse mediante el marketing de experiencias, sorprenderse, participar activamente, comentarlo “in situ” en las redes sociales y generar una difusión viral. Vivir con pasión el evento.

Es lo que aborda la innovadora ciencia del ‘Meeting Design’, es decir,  la producción del evento en función de los objetivos concretos del cliente, planteando el mismo desde la perspectiva de los nuevos formatos, la integración de las tecnologías de mayor vanguardia, uso de las redes sociales para favorecer la conexión, ideas muy creativas, etc.

Los congresos son el claro ejemplo de la transformación pendiente, que ya se está empezando a visualizar y en un futuro próximo se extenderá a todos los eventos. Desde el formato (¿por qué tienen que celebrarse en un espacio cerrado tipo teatro?) al “timming”, todo es susceptible de replantearse e innovar para conseguir una experiencia satisfactoria de nuestros públicos: congresistas, ponentes, patrocinadores, profesionales que trabajan en el mismo, periodistas, el sector que se aborda, y hasta la propia sociedad en su conjunto que recibirán referencias principalmente a través de los medios de comunicación y redes sociales. No hay que olvidar en todo momento que el objetivo final es reforzar la reputación de nuestro cliente y para eso necesitamos que los grupos de interés hablen positivamente y de manera sincera del mismo a su entorno.

Como conclusión me gustaría dejar escritas dos frases para la reflexión que pienso deben conducir la nueva era de los eventos: “sólo los que están lo suficientemente locos para pensar que pueden cambiar el mundo lo consiguen”, decía Steve Jobs. Una buena forma de plantear la próxima reunión para planificar un acto. Y, aquí va la segunda, del gran Albert Einstein: “si quieres resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo”. Innovar, experimentar, emocionar… es la filosofía “meetting” design”. Eventos creativos y auténticos.

PROTOCOLO CREATIVO EN LOS PEQUEÑOS DETALLES

Protocolo creativo en los pequeños detalles

 

Imagen

Cuando se piensa en #protocolo, la mayoría se imagina grandes recepciones y fiestas de gala, pero hoy en día el protocolo se ha renovado. Actualmente, utilizamos lo que yo llamo ‘protocolo creativo’, con el fin de emocionar a los grupos clave. Podemos empezar por los pequeños detalles, que acaban haciéndose grandes y nos diferencian. Por ejemplo, la entrega de unas tarjetas de visita con un mensaje personalizado para el cliente: “tarjetas con poderes que abren la puerta de nuevos clientes”.

En los detalles se refleja perfectamente cómo es la empresa, institución, organización… Estas acciones demuestran que eres cuidadoso con lo que haces, que te preocupas por tu cliente, en fin, que tienes ideas.

Hoy en día los detalles te despiertan de la vorágine de los grandes propósitos que no se hacen o no nos llegan individualmente y, ahora que la comunicación está cambiando, hay que generar grandes experiencias con pequeños detalles que están al alcance de todos. Hagamos sentir que el cliente es lo más importante para nosotros. Os animamos a demostrarlo.